NOTICIAS

Vendée Globe - Curiosidades del 'Everest' de los Océanos

12/03/2019

Navegandos solos y sin asistencia durante más de 90 días, 24.000 millas náuticas y sin parar

Aquí tienes algunas de las curiosidades de la regata de vuelta al mundo por excelencia, la “Vendée Globe”.

En 2008 Michael Desjoyeaux consiguió ganar la regata de una manera épica, regresó por un problema justo después de la salida y volvió a salir a las 40 horas. El reglamento sólo permite parar si un regatista regresa a Les Sables d’Olonne dentro de los 10 días después de la salida.

Yves Parlier en la edición del 2000 tuvo que parar en una isla al sur de Nueva Zelanda a reparar el mástil partido. Consiguió volver a la competición y cruzar la línea de llegada en cuarta posición con su mástil reparado. Está permitido parar tirando el ancla, pero no se les permite bajar a tierra y por supuesto no pueden recibir ayuda externa. 

En 1992 Bertrand de Broc debido a un accidente a bordo tuvo que coserse la lengua. Únicamente pudo guiarse a través de los consejos que le fue dando desde tierra el médico de la regata.

En caso de accidente de un tripulante o un barco con graves problemas, la organización junto a la Dirección de regata, valoran, qué barco de la flota en competición es el más adecuado para poder prestar auxilio, incluso puede darse el caso que la dirección de regata indique al barco que está en posición más adelantada dar la vuelta para efectuar el rescate, con las consecuencias que puede comportar navegar contra el mar y viento. En estos casos la dirección de regata, aplica una reparación en tiempo al barco que acude al rescate. En 2008, Vincent Riou rescató a Jean Le Cam cuando éste último volcó cerca del Cabo de Hornos. En esa misma edición Yan Elies en medio del océano austral tuvo un grave accidente en el que peligró su vida. Se rompió la pelvis y el fémur y Marc Guillemot que iba detrás acudió en su ayuda pero no consiguió atenderlo. Aún así se mantuvo cerca del barco de Yan durante 48horas hasta que una fragata australiana pudo llegar a rescatarlo. 

En el año 2000, Javier Sansó tomó la salida en la cuarta edición de la regata Vendée Globe a bordo del Old Spice (Actual IMOCA open 60 “Sailone Mundus”), tras 42 días de navegación y a 3.000 millas de la costa chocó con un hielo, provocándole la rotura de un timón y su abandono en la regata. Actualmente la organización y dirección de este tipo de regatas, marcan unas puertas virtuales de seguridad, para obligar a la flota en competición a separarse de los icebergs.

A lo largo de la historia de la “Vendée Globe” han competido 138 barcos en esta regata de los cuales tan solo el 50% han conseguido cruzar la línea de llegada.

NOTICIAS

Vendée Globe - Curiosidades del 'Everest' de los Océanos

12/03/19
Navegandos solos y sin asistencia durante más de 90 días, 24.000 millas náuticas y sin parar

Sailone presenta el Trofeo Mundus

11/03/19
Sailone con la colaboración de la Federació Catalana de Vela, presenta su primer trofeo, el Trofeo Mundus, una challenge de ida (BCN-Sóller) y/o de vuelta (Sóller-BCN) de 100 millas náuticas cada uno.

The way ahead

08/03/19
Only 3000nm to go

+ info

Nuestra 1ª regata en el calendario: La Ruta de la Sal

01/03/19
¿Conoces el origen de este curioso nombre..?

Un país con dos relojes en cada iglesia

28/02/19
Este es nuestro próximo destino ¿adivinas cuál es?